Pictogramas de los fotoprotectores | significado y utilidad

Portada Pictogramas de los fotoprotectores. Significado y utilidad

La simbología y las leyendas que aparecen en los fotoprotectores son una información regulada, muy útil, a la hora de elegir qué protector solar se adapta más a tus necesidades.

A la hora de elegir entre el amplio abanico de fotoprotectores, debes tener claro que lo principal es el nivel de protección sobre las distintas radiaciones.

Por lo que cuando se elige un solar debes asegurarte de que te protege frente a todas las radiaciones.

Tipos de Radiaciones solares

Las radiaciones que llegan a nuestra piel son en orden de penetración, las ultravioletas A y B, la Radiación Infrarroja-A y la radiación visible.

UVB

• Son más intensas en verano.
• Son absorbidas en parte por la capa de ozono.
• Penetran poco en la piel, su efecto nocivo es sobre todo en la epidermis.
• Los cristales las frenan.
• Activan la síntesis de melanina
• Favorecen el bronceado.
• Provocan enrojecimiento y las quemaduras.

UVA

• Se mantienen constantes durante todo el año.
• Llegan hasta la dermis, la capa más profunda de la piel.
• Atraviesan los cristales.
• Sus efectos son acumulativos.
• Favorecen el bronceado al oxidar la melanina
• Son las responsables de las alergias solares y las manchas,
• Provocan fotoenvejecimiento y elastosis actínica: piel envejecida prematuramente con gran pérdida de elasticidad.
• Un exceso de exposición se ha asociado con cáncer cutáneo.

Radiación visible

• Penetran hasta la dermis.
• Activan la producción de radicales libres.
• Causan: fotoenvejecimiento, manchas y alergias solares.
• Una sobreexposición está relacionado con el cáncer cutáneo.

Infrarroja

• Emiten la radiación en forma de calor.
• Penetran hasta las capas más profundas de la piel (hipodermis) aumentando su temperatura.
• Responsables de la pérdida de firmeza por degradación del colágeno.
• Favorecen la deshidratación.

Pictogramas de los fotoprotectores

FPS

• Las siglas FPS significan “factor de protección solar” y nos indican el número de veces que el fotoprotector aumenta la capacidad de defensa natural de la piel frente al eritema o enrojecimiento previo a la quemadura.
• Por ejemplo: Si tardas 20 minutos en quemarte sin protección, con una protección del 30 tardarías 20×30=600 minutos.
• El FPS hace referencia sólo a la radiación UVB.
• Este factor de protección se calcula suponiendo una aplicación de 2mg/cm2, que traducido quiere decir “una buena capa”.
• No tiene en cuenta la transpiración, el roce y el baño.
• La intensidad de las radiaciones varían según la altura, latitud, medio en el que estamos…
• La industria cosmética utiliza distintas metodologías para medir la protección frente a la radiación ultravioleta B y el más utilizado en Europa es el método Colipa que las clasifica en baja (2-4-6), media (8-10-12), alta (15-20-25), muy alta (30-40-50) y ultra
(50+).

IR y UVA

• Las siglas IR y UVA dentro de un círculo nos indican que ese fotoprotector lleva protección frente a estas radiaciones pero no cuantificada.
• La normativa actual (COLIPA) aconseja que la protección frente a los UVA sea al menos de 1/3 de la protección frente a los UVB (es decir en SPF30 en UVB tendría una protección 10 en UVA).

Resistencia al agua

• La leyenda Resistente al Agua indica que después de dos inmersiones de 20’ en agua, el valor SPF es superior al 50% del indicado antes de la inmersión.
• La leyenda Muy resistente al agua indica que después de cuatro inmersiones de 20’ en agua, el valor SPF es superior al 50% del indicado antes de la inmersión.

PAO

El símbolo PAO, que aparece como un bote abierto con una cifra en su interior, nos indica el tiempo de vida útil expresado en meses una vez abierto el producto. Es importante tenerlo en cuenta porque con el tiempo los filtros del producto pueden perder sus propiedades y su eficacia.

Qué te ha parecido este post sobre fotoprotectores de farmacia?. Si tienes alguna duda, déjanos un comentario y nuestros farmacéuticos te responderán.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Quizás te gusten estas otras entradas

Entrada anterior
Consejos para elegir tu autobronceador
Entrada siguiente
Fatiga por pandemia | qué es y cómo gestionarla

¿Necesitas asistencia farmacéutica?

Pregunta a nuestros nutricionistas y farmacéuticos online sobre medicamentos, parafarmacia o dietas

Síguenos en redes sociales

Instagram
Pinterest
YouTube

Nuestros consejos en tu mail


    Cosmética propia

    Menú